Hormonas bio-idénticas para el hombre

La andropausia es, supuestamente, el equivalente masculino de la menopausia. En lugar de perder estrógenos, el hombre pierde su testosterona a medida que envejece.

La mayoría de los síntomas de baja testosterona se puede revertir, al menos parcialmente, con la suplementación de testosterona bio-idéntica.

La testosterona es responsable del deseo y la función sexual. Ambos decaen considerablemente a medida que se envejece y disminuyen los niveles de esta hormona. La restauración de la testosterona a niveles juveniles puede revertir esta situación.

Es un proceso lento que suele comenzar a partir de los 40 años de edad. El cambio es casi imperceptible pero lentamente se van instalando sus síntomas:

• disminución de la libido.
• irritabilidad.
• fatiga.
• debilidad muscular.
• incremento de la grasa abdominal.
• osteopenia.
• impotencia y dificultades en la erección.
• depresión.
• falta de motivación.

Al lograr un adecuado equilibrio hormonal en el hombre se consigue:

• disminuir el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebro-vascular.
• disminuir la pérdida de masa ósea y la osteoporosis.
• mejorar el colesterol.
• reduce el riesgo de enfermedad de Alzheimer y de demencia.
• fortalece el sistema inmunológico.
• reduce el riesgo de muchos tipos de cáncer.

La mayoría de los síntomas de baja testosterona se puede revertir, al menos parcialmente, con la suplementación de testosterona bio-idéntica.

La testosterona es responsable del deseo y la función sexual. Ambos decaen considerablemente a medida que se envejece y disminuyen los niveles de esta hormona. La restauración de la testosterona a niveles juveniles puede revertir esta situación.